Volviendo al colegio

Hace unas horas os hablaba de la vuelta a la rutina y los trabajos y el “síndrome postvacacional” del que tanto se habla en los medios. Y los niños, ¿qué pasa con ellos?. La vuelta al colegio puede resultar incluso traumática para algunos pequeños, las vacaciones son demasiado largas y volver a la rutina y a separarse de los padres es algo difícil para algunos niños. Especialmente aquellos que van por primera vez al colegio. Es algo normal, por lo tanto papás y mamás no os preocupéis. Los profesores de cada centro estarán atentos y están especializados en cada edad que se atienden. Están en buenas manos, si los primeros días lloran, tranquilos. Se irán acostumbrando y está es su forma de decir no quiero quedarme. Con el paso del tiempo se irán acostumbrando, tanto grandes como pequeños. Harán nuevos amigos y descubrirán nuevas cosas.  Aquí van algunas recomendaciones para que el inicio sea lo más tranquilo posible:

  1. Prepara a tu hijo/a para el inicio del curso escolar: En la semana previa o días previos, hablar con los hijos sobre la vuelta al colegio, a la rutina, de forma lo más natural posible para que se vayan preparando.
  2. Utilizar un tono tranquilo para hablar de las clases y el colegio: para que el niño no tenga miedo a la vuelta, la escuela es un centro de saber y dónde va a además a hacer muchos amigos. Si se le amenaza con eso irá a disgusto y con miedo.
  3. Nueva “mochila”: Es decir si se van a comprar algún bolígrafo nuevo, lápices, gomas de borrar, libros, o cualquier cosa relacionada con el colegio. Si los niños van con vosotros participaran de la preparación. Esto les ayudará con la idea de la vuelta.
  4. Seguridad y confianza: Mostrando seguridad ante todo lo que viene por aprender para ellos. Será una experiencia positiva para él.
  5. Sí el colegio es nuevo: si es nuevo, es bueno que vayan a visitarlo antes, si es posible. O que se visite la zona para que el niño se vaya acostumbrando poco a poco.
  6. Rutina a la hora de levantarse y acostarse: Como ya se vio en el anterior post es recomendable empezar a hacer una rutina de sueño para que el cuerpo se acostumbre.

En niños pequeños puede aparecer la ansiedad por separación. El niño llorará, gritará y no querrá por ningún medio ir al colegio. No se debe ceder ante esto, ya que sabemos que lo mejor es que vaya. El mes de Septiembre y el de Octubre, especialmente en los cursos de infantil suele ser un mar de lágrimas.  Sólo hay que recordar que van a aprender mucho, van a hacer nuevos amigos y tendrán nuevas historias que contar el verano que viene. Por lo demás paciencia y a aprender mucho.

Logo_Moonlight                                         https://moonlightpsychology.com                                   

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL

Email   Síguenos – Follow us:Síguenos en TwitterSiguenos en Tumblr

Anuncios

Helicópteros, Apisonadoras y otros Guardaespaldas

¿Tienes hijos? ¿Alguna vez has pensado que clase de padre eres?

He conocido muchas clases de padres, y algunos eran helicópteros, apisonadoras y otros guardaespaldas. A veces eran incluso todo a la vez, que no sé que daba más miedo si eso o por separado. Quizá no sea tu caso, no te preocupes que no todos son así. Sin embargo me ha parecido apropiado hablar de este tipo de padres y madres. Puede que conozcáis algún caso vosotros también.

  • Helicópteros: Son aquellos padres/madres que “sobrevuelan” sobre su hijo/a. Están pendientes siempre de sí estudian, casi estudian más ellos que los propios niños. Preguntan constantemente que hacen, se convierten en la sombra de sus hijos.
  • Apisonadoras: Tienen miedo de que sus hijos tengan dificultades en el futuro y tratan de crearles un camino sin ninguna traba y obstáculo. La frustración no puede entrar en la vida de sus hijos y hacen lo posible para que no tengan ningún problema ni se enfrenten a nada ellos solos.
  • Guardaespaldas: Están constantemente protegiendo a sus hijos, como si de sus “guardaespaldas” se trataran. Van a los sitios que sus hijos van, se convierten en su sombra y su voz aunque sus hijos no les necesiten.

También existen otros “tipos” de padres, de estos en futuro hablaremos de ellos. Las críticas como siempre son constructivas para mejorar. Todos los padres en algún momento de su vida son algunas de estas tres cosas o las tres, sin embargo hay que saber dónde parar y hasta dónde puede ser beneficioso para vuestro hijo/a. Es bueno que sean responsables ellos de sus estudios, que se equivoquen por sí mismos para poder aprender. Aunque por supuesto hay que seguir educando como padres pero no como helicópteros, apisonadoras y otros guardaespaldas.

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com