Trabajadores felices, trabajadores tristes

Leía hace un tiempo que cerca de un 70% de las personas buscaba un nuevo trabajo después de volver de sus vacaciones. Un parón de la rutina habitual da para pensar y reestructurar prioridades laborales y vitales. Sin embargo en esta rutina habitual qué hacen las empresas por tener a los trabajadores felices o si por el contrario los tienen tristes.

Seguramente más de un directivo recursos humanos tenga este quebradero de cabeza cuando intentan retener el talento en sus empresas. Hace bastante tiempo leí un artículo sobre los trabajadores felices en las empresas. Por desgracia fue hace un tiempo de eso y no consigo recordar el nombre exacto y autor del artículo. En cualquier caso el bienestar de los trabajadores es fundamental para el buen desarrollo de las empresas pequeñas o grandes.

Pongamos que hablo de una panadería y tengo cinco personas pero cuatro están deprimidas, tristes o enfadadas. ¿El ambiente trabajando como será?. ¿Harán igual el pan y la bollería?. Seguramente no será el lugar más apropiado ni el que más potencie el trabajo. Por tanto estos trabajadores tristes no estarán motivados, llegaran cansados a sus casas y todo afectará a su entorno. Sin embargo si la situación es con trabajadores felices que generan un buen ambiente laboral, tienen un buen bienestar laboral y social, será todo más productivo.

Son distintos los aspectos que pueden aumentar este bienestar de los trabajadores:

  • Respeto.
  • Reconocimiento.
  • Buen ambiente.
  • Motivación.
  • Expectativas cumplidas.
  • Etc.

Son algunos de los puntos que se pueden tratar, pero no se puede olvidar nunca que ante todo son personas que sienten, que están alegres, tristes, se enfadan, son orgullosas, pueden estar felices o tristes. Entender las emociones y potenciar el bienestar dará lugar a más trabajadores felices que trabajadores tristes. Y lo que es más importante a personas más felices que generen bienestar en todos sus entornos sean de trabajo o no.

macbook, ordenador portatil, ordenador, iphone, movil, tecnologia, oficina, escritorio, pluma, papel, negocio, oficina, sala de juntas, creativo, pies, zapatillas, mesa, pizzara, diagrama, relax,

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com

Anuncios

Sentirse bien o sentir bien

¿Es lo mismo sentirse bien que sentir bien?. ¿Qué es sentirse bien?. Parece un trabalenguas que os presento con esta entrada. En este caso me gustaría acercaros un estudio interesante que indaga un poco más sobre el secreto de la felicidad, si es que eso existe. Los investigadores Maya Tamir, Shalom H. Schwartz, Shige Oishi y Min Y. Kim nos acercan un estudio sobre si sentirse bien es lo mismo que sentir bien. Además de enfatizar el factor cada vez más clave de las emociones displacenteras en este acercamiento a la felicidad.

El artículo en sí se llama “The Secret to Happiness: Feeling Good or Feeling Right” y fue publicado en Journal of Experimental Psychology: General el 14 de agosto de 2017. Pinchando aquí podréis ver el artículo en caso de que sea de vuestro interés leerlo.

En este estudio se investigó el efecto que tenían las emociones que las personas querían sentir para tener vidas más felices y saludables. Lo curioso del estudio es que daba igual que fueran emociones agradables (alegría, amor) que desagradables (odio, ira). Y es que la felicidad no solamente sentir emociones agradables, sino sentir experiencias que signifiquen algo para nosotros.

La investigación se realizó a través de distintos países (Estados Unidos, Brasil, China, Alemania, Ghana, Israel, Polonia y Sinagapur) y con 2324 estudiantes universitarios siendo por tanto un estudio a través de diferentes culturas y países.

En general todos los participantes buscaban emociones placenteras y menos displacenteras en sus vidas pero se vio que un 11% de los participantes preferían sentir menos emociones placenteras como amor o empatía en comparación con su vida diaria. Mientras que un 10% de los estudiantes prefería tener emociones displacenteras como odio o ira. Entre estos dos grupos se encontraba un tercer grupo de personas a camino entre ambos lados.

Los estudiantes fueron preguntados también por las emociones que deseaban y las que realmente sentían en sus vidas. La conclusión que se obtuvo fue que aquellos participantes que tenían más emociones que ellos querían sentir tenían una vida más satisfactoria y menos síntomas depresivos. Tanto si las emociones eran agradables como desagradables.

Cabe destacar que el estudio en cuanto a las emociones negativas sólo incluía cuestiones como odio, hostilidad o ira. Por tanto quizás no sea el estudio más completo que nos podamos encontrar ya que el abanico de emociones no es tan amplio como se espera. La cuestión es que siempre debemos recordar el poder de las emociones en nuestra vida, el papel fundamental de todas las emociones en nuestra vida, todas están y todas son necesarias porque cumple su papel y nos adaptan al medio.

Hombre, hacer, bueno, malo, señal Foto Gratis

Creado por Luis_molinero – Freepik.com

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com

El monstruo de colores

He encontrado un breve vídeo sobre como explicar a un niño las emociones. Se trata del monstruo de colores, y es que en psicología infantil es muy común el uso de peluches, muñecos y otros artilugios para que los niños se sientan cómodos en terapia. Para que puedan entender y aprender mejor acerca de las emociones.

La psicología clínica infantil utiliza técnicas que aproximan la terapia y cada sesión al niño. Se explica entonces de forma más gráfica y visual a través de juegos, dinámicas, cuentos y muñecos lo que les pasa.

Este vídeo es un acercamiento a ese trabajo de los psicólogos infantiles.

*Todos los derechos son del creador. Sólo difundo este vídeo. No soy su creadora ni su dueña.*

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com

Una de cortos: Soar

La constancia y dar valor a las pequeñas cosas nos ayudaran en nuestro día a día. Para aprender un poco más de ello os dejo este vídeo para aprender un poco más sobre creatividad, como de una idea mala puede surgir una buena y conocer una historia de ilusión y aventura a través de este corto: Soar.

También aprender a gestionar la frustración, porque no todo es posible a veces y no todo sale como nos gustaría. Por eso hay que adaptarse y a veces frustrarse para poder volver a repetir, para poder volver y mejorar.

Disfrutad del vídeo y de las pequeñas cosas que dan valor a nuestra vida. 

*Todos los derechos son del creador. Sólo difundo este vídeo. No soy su creadora ni su dueña.*

  Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com

Una de cuentos: Las alas son para volar

Las alas son para volar, y para seguir avanzando. El camino está lleno de obstáculos, retos y cosas que aprender. El miedo, la ansiedad, la tristeza, son emociones que dificultan que avancemos. Sin embargo es necesario dar el paso, cambiar y seguir adelante. Os dejo con este bonito cuento que habla sobre todo esto.

Las alas son para volar

Por Jorge Bucay

“Cuando se hizo mayor su padre le dijo: «Hijo mío: no todos nacemos con alas. Si bien es cierto que no tienes obligación de volar, creo que sería una pena que te limitaras a caminar teniendo las alas que el buen Dios te ha dado».

-Pero yo no sé volar -contestó el hijo.

-Es verdad… -dijo el padre. Y, caminando, lo llevó hasta el borde del abismo de la montaña.

-¿Ves, hijo? Éste es el vacío. Cuando quieras volar vas a venir aquí, vas a tomar aire, vas a saltar al abismo y, extendiendo las alas, volarás.

El hijo dudó.

¿Y si me caigo?

-Aunque te caigas, no morirás. Sólo te harás algunos rasguños que te harán más fuerte para el siguiente intento -contestó el padre.

El hijo volvió al pueblo a ver a sus amigos, a sus compañeros, aquellos con los que había caminado toda su vida.

Los más estrechos de mente le dijeron: «¿Estás loco? ¿Para qué? Tu padre está medio loco… ¿Para qué necesita volar? ¿Por qué no te dejas de tonterías? ¿Quién necesita volar?».

Los mejores amigos le aconsejaron: «¿Y si fuera cierto? ¿No será peligroso? ¿Por qué no empiezas despacio? Prueba a tirarte desde una escalera o desde la copa de un árbol. Pero… ¿desde la cima?».

El joven escuchó el consejo de quienes le querían. Subió a la copa de un árbol y, llenándose de coraje, saltó. Desplegó las alas, las agitó en el aire con todas sus fuerzas pero, desgraciadamente se precipitó a tierra.

Con un gran chichón en la frente, se cruzó con su padre.

-Hijo mío -dijo el padre-. Para volar hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como tirarse en paracaídas: necesitas cierta altura antes de saltar.

Para volar hay que empezar asumiendo riesgos.

Si no quieres, lo mejor quizá sea resignarse y seguir caminando para siempre.”

Gull del mar

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com