Archivo de la etiqueta: Ira

Tranquila, tranquilo

Tranquila, tranquilo. Estas son las palabras preferidas por algunas personas cuando intentan calmar, consolar o ayudar a mejorar el estado de ánimo o situación de otra persona. Y queridos lectores no siempre vale.

Tranquilo, todo pasa. Y las palabras mágicas parece que vuelvan a fluir. Esto es algo normal en situaciones de descontrol como por ejemplo cuando irrumpe de forma abrupta la emoción de ira. Tan potente y a veces descontrolada emoción de las consideradas como emociones negativas. Como un fuego que llega e igual que llega aparece el tranquilo, tranquila.

¿Qué sucede? Qué a la persona le importa poca (por decirlo finamente) que le digan tranquila/o, es más esto seguramente acelere su enfado e incluso lo vuelva más en contra. Parece por eso que fueran palabras mágicas que surten el efecto contrario al deseado. En este caso es mejor no entrar en la discusión y mucho menos decir tranquilo/a. Al menos repetirlo de forma constante.

¿Hay más situaciones en las qué digamos eso?. Sí, por ejemplo cuando alguien está triste, y sobretodo cuando alguien llora. A veces produce el efecto contrario y en vez de parar de llorar, se llora más. También sucede en situaciones de estrés o de ansiedad.

Esta reacción, por otro lado totalmente normal y comprensible, de decir tranquilo o tranquila en este tipo de situaciones y otras viene por la necesidad de cubrir un espacio en ese momento. ¿Y ahora qué digo? o ¿qué hago?. Situaciones a veces incómodas o a veces qué no sabemos reaccionar. Seguramente más de uno le habrán soltado eso de “Qué no me digas que me tranquilice”. Porque quizás en esos momentos no sean las palabras más apropiadas y en otros momentos simplemente sobren las palabras.

La gestión emocional es todo un reto para todos y con todo se aprende. Y es que de ello depende nuestra salud mental y la de nuestro entorno.

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com


Una de series: Anger management

Una de series: Anger management o Terapia con Charlie. Es una serie que trata el control de la ira. En este caso el protagonista es Charlie Goodson (Charlie Sheen), un ex deportista que era famoso por sus ataques de ira y de enfado. Ahora reconvertido en terapeuta trata a de ayudar a personas en el control de su ira. También a su vez él acude a una terapeuta para que le ayude a él.

El manejo y control de la ira puede ser muy útil para controlarnos en determinados momentos, especialmente en aquellos en los que estamos con otras personas, personas desconocidas o en situaciones de trabajo que nos puedan traer problemas.

La ira es una de las emociones que se conocen como emociones negativas. Negativas porque no nos gusta sentirlas, sin embargo muy necesarias para nuestra supervivencia. Otras de las emociones negativas son la tristeza o el miedo. Cada emoción bien sea positiva o negativa, sienta las bases para ayudarnos en distintas situaciones. En unas ocasiones nos previene de algo, en otras nos alerta, en otras nos proporciona seguridad. Por eso también emociones como esta, la ira, son necesarias. Lo importante es saber regularlas bien.

La ira es una emoción potente que nos puede encender mucho y por eso hay que aprender a gestionarla poco a poco y esta serie parte de eso. Pero como siempre digo, es serie, es ficción. Habrá cosas reales y cosas que no. Por lo tanto no creas todo.

Fuente: Filmaffinity

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL Logo_Moonlightsinpalabras2www.moonlightpsychology.com


El semáforo

Hoy os quería dejar una técnica muy bonita para trabajar el control de emociones con niños especialmente aunque puede servir para todo el mundo. Se trata del semáforo. Es una técnica muy sencilla que sirve especialmente para las emociones negativas como por ejemplo la ira. Se trata de gestionar las emociones como si fueran un semáforo, en rojo esperamos, en ámbar o amarillo esperamos para cruzar ( en este caso buscamos soluciones) y en verde ya cruzamos.

  1. Rojo: ALTO, PARA. Cuando la emoción está descontrolada y nos descontrola a nosotros.
  2. Amarillo: PIENSA soluciones a lo que está pasando y como puedes actuar de mejor manera. También piensa las consecuencias de esas soluciones, igual la solución es pegar a mi jefe si estamos discutiendo en la oficina, pero si le pego lo más probable es que me despidan por lo que no es una opción a valorar. Y así se valorarían todas las opciones.
  3. Verde: SOLUCIONA escogiendo la mejor opción y ADELANTE cuando la hayas puesto en marcha.

Esta técnica se utiliza como ya he dicho mucho con niños y murales ya que lo ven todo visualmente y lo aprenden mejor. También se usa más con grupos que de forma individual aunque se pueden trabajar de todas las formas. Podemos aplicarla a nosotros mismos también. Sabemos que a veces es complicado controlarse los enfados pero es bueno ir practicando con la técnica del semáforo.

Semáforos Vector Gratis

Diseñado por Freepik

Logo_Moonlight                                         https://moonlightpsychology.com                                   

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL

Email   Síguenos – Follow us:Síguenos en TwitterSiguenos en Tumblr


Me separo. ¿Cómo se lo digo a mi hijo?

Las separaciones son cosa de dos, pero cuando se tienen hijos implica más personas y entonces la cosa se complica. Entonces, ¿cómo se lo digo a mi hijo que me separo?.

Lo primero es importante que entendamos que nuestros hijos NO SE SEPARAN, es decir, la pareja se rompe, se separa o se divorcia pero los hijos deben estar en terreno neutral. Los que deciden separarse son los padres, dos personas adultas que de mutuo acuerdo (o a veces no) deciden poner fin a su relación. Pero esto no debe ser poner fin a la relación de los hijos con alguno de los padres. El interés de los hijos siempre debe estar por delante del de los padres, debe prevalecer.

Es importante no desfigurar, hablar mal de la otra persona (padre o madre) delante de los hijos, es importante fomentar un trato positivo delante de los hijos.

Las separaciones o divorcios suelen afectar mucho a quién las padece y a los hijos también. Las emociones negativas aparecen con gran frecuencia en este tipo de conflictos y afectan a todo el conjunto familiar: padres e hijos. Emociones como ira o ansiedad puede generar gran malestar en los menores cuando situaciones como gritos, insultos, discusiones, etc, se presentan en el hogar familiar pueden generar mayor malestar en los menores. Se debe cuidar la salud emocional de los pequeños.

Llegado el momento, cuando la separación o el divorcio son una realidad, es el momento de hablar con los hijos y explicarles que sus padres se van a separar.

  1. Encontrar el momento adecuado (aunque ninguno nos parezca adecuado). En un entorno tranquilo y agradable para el niño.
  2. Transmitir confianza y tono relajado.
  3. La separación es una decisión de papá y de mamá (aunque sea más una parte la que desea separarse). La información debe ajustarse a la edad del niño, de forma clara y sin sesgar. Todo para que puedan comprender mejor.
  4. Se puede repetir la conversación, las palabras, la información siempre que los hijos lo necesiten. Resolviendo de este modo cualquier miedo o duda que pueda aparecer.
  5. No se deben hacer promesas que no se van a cumplir sólo por contentar a los hijos en ese momento. Es un momento duro para todos pero no se deben hacer promesas que no se cumplirán más adelante.
  6. Informar de la situación a partir de ese momento (en caso de que se haya llegado a un acuerdo entre los padres o judicial llegado el caso) de quién va a vivir con ellos, dónde, etc. Informar de los cambios que se van a producir en su vida ayudará a entender la situación mejor.
  7. El tono debe ser tranquilo y relajado, por muy angustiados que los padres estén. La calma y como se digan las cosas afectarán a la reacción de los hijos. Las emociones, y su descontrol pueden ser malos aliados a la hora de explicar una separación a los hijos.
  8. Señalar como culpable a la otra parte del matrimonio o de la pareja delante de los hijos no facilitará la separación. Recordamos que los hijos son neutrales no son la pareja.
  9. Mostrar las ventajas ante este nuevo contexto familiar podrán facilitar la nueva visión del menor.
  10. La adaptación de toda la familia a este mundo nuevo no será fácil. Es un proceso que debe llevar su tiempo y en algunos miembros será más largo que en otros.
  11. Transmitir que la decisión es firme y será positivo para la familia aunque ahora no se vea así. (Se acabarán discusiones, mejor ambiente familiar, etc.)

Broken Heart

La presencia de ambos padres en la conversación es el ideal para un mejor afrontamiento de la situación. Sin embargo no todos los matrimonios o parejas consiguen poder llegar a este nivel de entendimiento en algunas ocasiones, por lo tanto se debe recalcar en gran medida el punto número 8, los hijos no son la  pareja. Es importante que si existiera mala relación entre los padres esta no se vea reflejada, en la medida de lo posible delante de los hijos, tratando de transmitir una imagen limpia de los padres dentro del respeto para los hijos.

También en la medida que se pueda mantener las mismas actividades de los niños y el mismo colegio. Es decir si el niño iba a fútbol o a baloncesto que siga yendo, etc. En ocasiones los padres se sienten mal cuando se separan por los hijos y tienden a sobreproteger a los menores. Este hecho es más habitual de lo que parece pero no por ello es una buena práctica. Tampoco justificar ciertas actitudes como por ejemplo que se porten mal y consentirlo repetidamente. Repito que hay que tratar de separar los hijos de la ruptura de la pareja. No siempre es fácil y por supuesto cada pareja es un mundo y esto son temas y consejos generales. Ya que cada familia y padres deberán adaptarse a su situación particular, sus hijos, edades, etc.

La negociación es una palabra que debe entrar en juego dentro de los padres. Ya que deberán negociar ciertas normas, actitudes en el hogar consentidas, premios, etc. Tener normas distintas en cada padre puede llegar a confundir al niño.

Por último, lo mejor es no evitar la conversación ya que los niños o adolescentes van a poder ver de primera mano como algo está cambiando en su hogar, facilitar la adaptación a esta nueva situación es tarea de los padres con ayuda externa (familiares u expertos) si fuera necesaria en esos casos.

Logo_Moonlight                                         https://moonlightpsychology.com                                   

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL

Email   Síguenos – Follow us:Síguenos en TwitterSiguenos en Tumblr


Sólo respira – Just breath

Quería dejar este vídeo tiene un par de semanas pero no podía dejarlo escapar. El vídeo por sí sólo habla por lo que hay poco que decir en este caso. Los niños nos enseñan a calmarnos en situaciones de descontrol, nervios, ansiedad, enfado, cabreo, ira, etc. Disfrutadlo porque es maravilloso. Sólo respira. 


I would like to introduce you a video about how we have to breath if we are upset. In the video, childen teach us to calm down in situations with anger or anxiety. Just breath.

*Todos los derechos son del creador. Sólo difundo este vídeo. No soy su creadora ni su dueña.*

Logo_Moonlight                                         https://moonlightpsychology.com                                   

Copyrighted.com Registered & Protected  KJ5N-QFW1-2MPR-KUZL

Email   Síguenos – Follow us:Síguenos en TwitterSiguenos en Tumblr


A %d blogueros les gusta esto: